Páginas vistas en total

viernes, 20 de enero de 2012

Capitulo 9 - Un problema mas para la lista

Miércoles, tercer día oficial de clases y cada vez estaba más enfadada con el tiempo. ¿Por qué? Pues porque este año parecía que el tiempo se estaba revelando con todo lo previsto y el sol aun brillaba como si fuese verano, lo que hacia que me sintiera mas encerrada en estas cuatro paredes. Podía ver como el sol brillaba con toda su intensidad al otro lado de la ventana mientras que yo estaba en clase sin saber que hacer. Solo podía esperar hasta que la campana sonara dando el final de la clase.
La voz de la profesora de biología se oía de fondo mientras hablaba de la fotosíntesis, o por lo menos eso era lo último que había oído de su boca antes de desconectar por completo de la clase.Me había pasado la clase pensando en cual seria el mejor momento para decirles a mis amigos lo de la fiesta, no es que me preocupara lo que iban a decir, en realidad solo me importaba una opinión y esa era la de Dani y la que me ponía mas nerviosa.Cuando sonó el timbre que estaba esperando oír me dí prisa en recoger las cosas para poder alcanzar a mis amigos antes de que se marcharan.- Ey chicos, tengo algo que proponeros - dije cuando estuvimos todos juntos - ya sabéis que ayer estuve con Tom ¿no? Bien, pues me dijo que este sábado tiene pensado hacer una fiesta en su casa y nos invitó ¿os parece bien el plan?Bueno, es posible que no les invitara lo que se llama directamente, pero me dijo que los podía llevar si quería, lo que lo convertía en una casi invitación. Además, decirles que solo iban porque yo quería quedaría muy feo, digamos que yo solo había trasformado un poco la verdad para que todos estuviésemos contentos.- Me parece bien, de todas formas tenia pensado pasarme un rato por allí, pero esto me pone las cosas más fáciles - dijo Ana.- Entonces ya somos dos, yo no me pierdo ninguna fiesta - dijo Alex guiñándome un ojo.- Si vas, yo voy - me dijo Mireya poniéndose a mi lado.Uno a uno todos se fueron sumando alegando que iban por un motivo o por otro, pero el caso es que iban, hasta Xabi dijo que iría.Como si de un combate se tratase solo quedábamos Dani y yo, frente a frente, sin despegar los ojos el uno del otro.- ¿Y bien? ¿Va a venir? - si digo la verdad no es que tuviese mucha esperanza de que su respuesta fuese afirmativaNo se por qué fue. Igual fue la cara de desilusión que había puesto al pensar en que me iba a decir que no o por el hecho de que si no venia seria el único que no lo hiciera y no quería estar solo, pero Dani asintió con la cabeza.Puede que hubiese sido un movimiento casi imperceptible, pero yo lo había notado con toda la claridad del mundo haciendo que una sonrisa se instalara en mi rostro. Tenia ganas de correr y abrazarlo, pero me pareció mejor idea aguantármelas.- Alguien tendrá que controlarte - dijo con una enorme sonrisa.Y aunque todavía quedaban unos cuantos días antes de la fiesta todos se pusieron a hablar sobre ella. Yo por mi parte solo podía pensar que Dani iría.
 
***
 
La semana se pasó mas rápido de lo que pensaba, mis amigos habían estado hablando sobre la fiesta desde que les había comentado la idea para ir. Lo único que oía era "La fiesta de Tom será genial" "Seguramente habrá muchísima gente"...Para el descanso de mis oídos la fiesta seria mañana y después de eso no tendría que escuchar mas comentarios sobre la dichosa fiesta, bueno los comentarios de después, pero como mucho durarían un par de días. 
***
 
Solo quedaban un par de horas antes de la fiesta, empezaría sobre las nueve y media, así que habíamos quedado en que nos veríamos directamente en la casa de Tom.Para mi era un alivio, así no tendría que estar pendiente de la hora y preocuparme por que llegaba tarde.Empecé a prepararme para la fiesta, todavía me quedaban muchas cosas por hacer, ducharme, secarme el pelo, peinarme, vestirme y maquillarme.Por suerte ya tenía elegida la ropa que me iba a poner. Me había decidido por una falda negra hasta la cintura y una camiseta de tirantes que ponía LIMIT TO ROCK I+YOU, lo que mas me gustaba de esa camiseta es que dejaba la mitad de la espalda descubierta, lo que daba in toque aun mas sexy a mi conjunto.Después de ducharme me seque el pelo deprisa para que me diese tiempo a rizarme el pelo. Quería volver a tener la atención de la gente como la que había conseguido en la fiesta de la casa de Dani, quería que Dani se fijase en vi y estaba dispuesta a conseguirlo. Solo que estaba vez no tenía la ayuda de Mireya, por lo que me las tendría que arreglar yo sola.Cuando terminé de peinarme y de maquillarme me miré al espejo para ver el conjunto y a decir verdad no me había quedado tan mal. Miré el reloj para saber cuanto tiempo me quedaba. Todavía faltaba una hora así que me daba tiempo de sobra para cenar tranquilamente.Salí de casa a las nueve y cuarto, había salido con tiempo porque sabia que con los tacones andaría mas lento de lo habitual. Nadie dijo que estar guapa no doliera.Mis amigos no estaban fuera de la casa por lo que pensé que ya estarían dentro. Llamé al timbre y alguien que oyó como llamaba me abrió, ni siquiera me fijé bien en quien había sido, supuse que era uno de los amigos de Tom que pasaría por allí y me dejó entrar.No conocía la casa de Tom y con toda la gente que había no me podía fijar en como estaba decorada o imaginarme como seria, una cosa estaba clara, la casa era grande.Busqué a mis amigos en la sala, en el pasillo… pero parecía que la casa se los hubiese tragado. No los encontraba por ninguna parte y tampoco encontraba a Tom para pregúntale si los había visto. Fui a la cocina con la idea de que si la bebida estaba allí seguro que me encontraba a alguno de ellos. Y no, mi instinto no falló.- Por fin os encuentro - dije apoyándome en la encimera de la cocina-¡Vero! - gritó Mireya levantándose de la silla y viniendo a abrazarme.- Mireya ¿has bebido?- Un poquito - dijo haciendo el gesto- Estaba nerviosa porque ha visto a Adrián - dijo suspirando - ¡Cállate Alex!Por la cara de mi mejor amiga supuse que ya llevaba un buen rato intentando convencer a Mireya para que dejara de beber. Se notaba que estaba cansado de esa situación. Cuidar de una persona no la llamemos borracha, mejor mareada, no es tarea fácil.- ¿Donde están los demás? - pregunté antes de que la conversación cambiara de tono y la cosa se pusiera fea.- Estaban en el salón la última vez que los vimos - dijo Xabi.- Entonces voy a ver si los encuentro.Llamadme cobarde, pero quería pasármelo bien, aunque solo fuese un rato. Me divertiría y luego írrita a cuidar de la loca de mí mejor amiga.Me adentre en el mar de personas en el que se había convertido el salón. La gente iba y venia desde distintas partes de la casa y todos, bueno menos los que querían salir, intentaban llegar al salón. El porqué era sencillo, la sala se había convertido en una pista de baile y también era la habitación más grande de la casa. Al fondo de esta pude ver cuatro cabecitas a las que identifique como mis amigos.- Veo que lo estáis pasando bien - dije un poco mas alto de lo normal para que me oyeran por encima de la música.- Vero, ven a bailar con nosotros - dijo Lucia extendiéndome sus manos para que la siguiera.- ¿Donde está Dani?- No lo sé. - se encogió de hombros - todavía no ha venido.¿Dani no había venido? ¿Eso significaba que no iba a venir? Me había dicho que iba a venir, pensé que había entendido la relación que teníamos Tom y yo cuando dijo que iba a venir a la fiesta. Llegué a creer que iba a venir por mí. Al parecer me equivocaba ya que no había aparecido y ya había pasado más de media hora de la hora a la que habíamos quedado.Me fui de la sala sin ni siquiera decirle nada a mis amigos, simplemente desaparecí de allí. De un momento a otro todas las ganas de fiesta se habían esfumado.- ¿A donde vas? - dijo alguien agarrandome del brazo. Levanté la cabeza y me encontré con Tom.- Afuera - intenté seguir mi camino, pero Tom no me dejó.- ¿Que ha pasado?- Nada- ¿Y por nada pones esa cara?- Exactamente - dije zanjando el tema- Vero ¿donde quedó la confianza?- ¿No deberías estar con tus invitados? - le respondí con otra pregunta, con suerte me libraría de sus preguntas.- Eso estoy haciendo - Vale, lo reconozco, no me había imaginado que me diera esa respuesta. Al final nos había salido más ingenioso de lo que pensaba.- Ajj. Eres imposible - me quejé al notar que no me iba a librar de él - No me vas a dejar en paz ¿verdad?- No, al menos no hasta que me cuentes que te pasa.- No hay nada que contar. Dani me dijo que iba a venir, pero al parecer en el último minuto ha decidido no hacerlo. ¿Sabes una cosa? Estoy muy harta del pique que tienes. - dije explotando.- Ey, para el carro. Yo no tengo ningún problema con él, pero siento que no haya venido.- Da igual - dije resignándome - Lo que me fastidia es que pensé que iba a dejar todo eso de lado, que iba a venir por mi.- Quizás después de todo si que lo ha hecho.- ¿Que…?- Hola - dijo una voz detrás de mí, una voz que conocía muy bien. Me giré y ahí estaba él.- ¡Dani! - dije prácticamente gritando, pero me daba igual, me alegraba tanto que hubiese venido que me daba igual si me miraban como si estuviese loca - has venido.- Te dije que iba a venir ¿no?En ese momento me sentí un poco avergonzada por haber dudado de su palabra, pero qué esperaba después de como solía hablar de Tom. Por suerte este habló antes de que yo pudiese hablar.- Os dejo que tengo que asegurarme de que no me derrumben la casa - me guiñó un ojo y se fue.- Veo que os lleváis bien - dijo un poco molesto.- Si, nos llevamos bien. Ya sabes, nos contamos cosas, hay confianza - dije ignorando
el tono de su voz y tanteando el terreno para que Dani entrara en mi juego.
- ¿Os contáis cosas de qué tipo? - y ahí estaba, había mordido el anzuelo.- Ah, no se... cosas. En realidad hablamos un poco de todo, de las clases, los amigos,
de su novia...- esta ultima la dejé caer como si no quisiera la cosa.
- ¿Su novia? - tuve que aguantarme la risa al ver su expresión.- Si, es esa con la que esta hablando ahora mismo. Hacen una bonita pareja ¿verdad?- Aja - dijo inmerso en sus pensamientos - Vero lo siento.- ¿Por que?- Casi no vengo aunque te dije que si lo haría. Cada vez... cada vez que os veo juntos, que veo como os tratáis me viene a la cabeza como te trataba y no logro entender como lo tratas como si fuera tu amigo.- Lo trato así porque realmente lo es, es mi amigo. El día que nos viste juntos - Sabia que me iba a entender, que Dani iba a relacionarlo con el día en que Tom y yo nos besamos - me pidió disculpas por lo que había hecho, y yo lo perdoné. No creo que me haya confundido por hacerlo porque desde ese día ha sido totalmente sincero conmigo. Es mas, su novia se llama Paula, y es la misma que me engaño, y aunque al principio no sabia si me alegraba o no, me di cuenta de que lo que tuvimos Tom y yo no era amor. Como mucho era una especie de amistad especial o no se como definirlo, claro que me dolió lo que me hizo Tom, pero si tengo que ser sincera conmigo misma no se podría comparar al dolor que sentiría si lo hiciese otra persona.- ¿Otra persona?- Si, otra persona.- ¿Tiene nombre esa persona? - dijo avanzando un paso hacia mi- ¿Hace falta decirlo?- ¡Aquí estáis! - dijo Mireya poniendo sus brazos sobre nuestros hombros y
acercándonos a ella en una especie de abrazos - no habré interrumpido nada ¿no?
- Mireya estas borracha - dije quitándome su brazo de encima y poniéndome en frente de ella para mirarla.- Estoy bien mamá - dijo molesta.- ¿Como eres capaz de decir que estas bien si no eres capaz de tenerte en pie por ti sola? - Mireya no dejaba de tambalearse y moverse para encontrar la estabilidad que las dos sabíamos que no tenia - Vamos afuera.- No quiero ir, estoy bien.- Mireya vámonos, ¿es que no ves como estas?- ¡No me voy a ir! - gritó haciendo que algunas de las personas que estaban cerca de nosotros nos miraran, entre esas personas estaban nuestros amigos y Tom. - Lo único que veo es que estoy intentando pasármelo bien y tú no me dejas.- No sabes lo que dices - sabia que no tenia que hablarla como si estuviese enfada porque no estaba en sus plenas condiciones/facultades, pero me estaba molestando su actitud.- Oh, claro que lo se. Tu tienes todo a tu alcance, solo que no te atreves a tomar una decisión... ¿pero y yo que? Adrián me dejó sin tan siquiera una explicación.
- Mireya...
- Mireya qué. Es verdad, tú podrías tener a Dani o...- ¡Mireya! - esta vez fui yo la que gritó para que se callara.¿Pero que la pasaba? No era la primera vez que bebía o que estaba en ese estado, pero jamás la había tomado conmigo.Había estado a punto de contarle a Dani lo que había pasado entre Xabi y yo o por lo menos darle una parte de la información, la suficiente como para que empezara a hacerme preguntas, y mi idea de contarle a Dani lo sucedido no incluía a una Mireya borracha.Al parecer mi grito esta vez si que había hecho que la gente mirar en nuestra dirección y también que mas de uno se acercara con la intención de averiguar que había hecho que pegara semejante grito.- Mireya vete a casa - dijo Adrián quien se había acercado para ver que pasaba.- Oh, el que faltaba. - dijo pasando su mirada de mi a Adrián - eso es lo que quieres ¿verdad?- No sabes de lo que hablas - dijo derrepente triste.- Al parecer hoy soy la que no sabe nada, pero igual si no se nada es porque no te dignaste a decirme nada, y luego para rematar me entero de que has estado preguntando por mi, pero no tienes el valor suficiente como para venir y preguntármelo tu mismo. Eres un cobarde Adrián.- Mireya te estas pasando - la avisé.- ¿Por que le defiendes? - me preguntó Mireya mirándome fijamente a los ojos y sonando realmente enfadada. - No ha hecho nada bueno por mí, me dejó sin decirme nada.- Eso no te da derecho a que le trates así, Adrián no es un mal chico. Igual si le dejaras te diría porque lo hizo. - Intentaba sonar lo más calmada posible, pero había momentos en los que me tenía que controlar para no gritarla lo absurdo que parecía aquella escenita que estaba montando.- ¿Igual que tu lo hiciste con Tom?No podía creer que Mireya me hubiese dicho eso, no me podía creer que mi mejor amiga me estuviese hablando de ese modo. Lo de Tom había sido un golpe bajo en toda regla. Sabia que estaba borracha y qué, eso no le daba derecho a tratarme así y tampoco quitaba que sus palabras me doliesen.- ¡Ya vale Mireya! Si vas a seguir así es mejor que te vayas - dijo Tom- Es verdad, se me había olvidado - dijo Mireya golpeándose la frente con la palma de su mano - ahora volvéis a ser amiguitos.- Vete Mireya - volvió a repetir TomAhora no había fiesta, solo un corro de gente que nos rodeaba a Mireya, a Adrián, a Tom, a Dani y a mí. Si unos minutos antes faltaba alguien por enterarse del espectáculo que estábamos montando, estaba segura de que ahora ya lo sabia.- Vamos Mireya, te acompaño a casa - dijo Xabi entrando en el circulo y poniendo una mano sobre el brazo de Mireya.Mireya no se resistió y se dejó guiar hasta la entrada por Xabi, antes de que se fuera este se giró y me miró, articulé un gracias a lo que él asintió para luego reanudar su camino. Les seguí con la mirada hasta que la puesta se cerró detrás de ellos.Unos minutos después se seguían oyendo cuchicheos y rumores sobre lo que acababa de suceder y el por qué había empezado, pero poco a poco desaparecieron volviendo a la normalidad de la fiesta.- ¿Estas bien? - me preguntó Dani colocando una mano sobre mi hombro acuérdome reaccionar.- No lo se.- ¿Quieres que te acompañe a casa?- Si, pero espera un segundo - asintió y yo fui a hablar con Tom - Siento la escena de esta noche, no se lo que le ha pasado a Mireya... Nunca la había visto así.- No te disculpes por algo que no ha sido culpa tuya.- Lo hago por ella, porque sé que mañana se arrepentirá de todo lo que ha dicho esta noche. De todas formas solo venia a despedirme.- ¿Te vas ya?- Si, después de lo que ha pasado no tengo el cuerpo para fiestas, pero gracias por invitarme. Otra cosa, si ves a mis amigos diles que me he ido a casa.- ¿Vas sola? Si quieres puedo...- No, tranquilo. Dani se ha ofrecido a acompañarme a casa. No te preocupes por mí, estaré bien.- Si necesitas algo llámameAsentí y me fui con Dani de allí. Fue un camino en silencio con el único ruido de mis tacones al chocar contra el suelo y el de algún que otro coche que pasaba por allí.- Siento lo que ha pasado- Yo también- Ya sabes, si me necesitas- Te llamaré - dije completando su casa 
Querido diario:Todavía no puedo creerme lo que ha pasado esta noche, simplemente no entra en mi cabeza. Creo que estoy en una especie de shock o en una pesadilla que cada vez pinta peor.
No es que Mireya se haya emborrachado lo que me molesta, sino lo que ha dicho. En todo el tiempo que llevamos juntas nunca me había sentido atacada por ella, has esta noche.
Mi cabeza no para de preguntarse que hubiera pasado si no la llego a parar ¿hubiera contado la relación que tuvimos Xabi y yo en el verano? pero lo que mas miedo me da sin duda es que mi mejor amiga piense eso sobre mi. No puedo entender como ha dicho que lo único que me pasa es que no me decido a la hora de a quien elegir, ella sabe bien, lo ha vivido conmigo, por eso me extraña. Debería que es difícil tomar una decisión cuando se que uno de los dos va a salir herido.
Igual hubiera decidido hoy si Mireya no nos hubiese interrumpido, igual ya no tendría mas problemas que el de graduarme, pero ahora lo que tengo es uno mas que añadir a la lista.
No se que pensar de Mireya en estos momentos, me ha decepcionado.
Nunca pensé que mi mejor amiga me tratase como lo ha hecho.